Print this page

Es más fácil llegar al sol que a tu corazón

Patricia Valdovinos, Librarian, Multilingual Collections,
Rayando el sol logo Maná – Rayando el Sol Tour
Maná - Rayando el Sol

En la última semana de diciembre cumplí 28 años y eso no solo viene con un nuevo año de vida, sino también un año nuevo. Mi cumpleaños cae en el día treinta de diciembre, así que tengo la suerte de poder decir que mi cumpleaños es el próximo año por solo UN día. Me parece un chiste lo suficientemente divertido como para compartirlo con otra gente, especialmente cuando digo que tengo cierta edad y luego les digo que el próximo año cumpliré dos años más de los que tengo en ese momento. Esto hace que la gente pause o intente corregirme (no sé por qué hacen esto; como si yo no supiera mi propia edad). ¿Gracioso, verdad?

La gente como yo tiene mucho que celebrar (o no, depende de cómo lo veas): el final del año, un cumpleaños y por supuesto, un año completamente nuevo. Si esto no grita reflexión, no sé qué más lo hará.

Voy a cambiar el tema un poco, bueno, más o menos.

Tal vez te estás preguntando por qué uso este título. Permíteme ser sincera, esta mañana cuando me dirigía al trabajo, que por cierto no había tráfico (¡que suerte!), estaba sonando esta canción de Maná y por eso pude hacerle caso la letra de esta canción. No me malinterpreten, amo a Maná, pero cuando conduzco por el tráfico de Los Ángeles a las seis de la mañana es difícil escuchar la letra de cualquier canción (conocida o no). La letra también resonó conmigo en este momento porque el año pasado aprendí mucho sobre mí y me di cuenta de que necesitaba continuar dedicando más tiempo a mi corazón y mente. No me refiero en una manera amorosa, bueno, al menos no solo de esa manera, sino de una manera autorreflexiva.

Porque a veces, parece que es más fácil llegar al sol que a tu propio corazón, ¿o no?

*¿Mencioné que puedo ser un poco dramática (algunas personas no dirían un poco, pero nadie necesita esa negatividad)?*

De todos modos, quiero seguir aprendiendo más sobre mí y sobre lo que me gusta y lo que no me gusta, lo que me ayuda y lo que no, lo que realmente me hace feliz y contenta, al igual que lo que me vuelve loca y me vuelve gruñona.

Entonces, si eres como yo y has aprendido a amar, reflexionar y crear nuevas metas — ¿realmente tengo alguna opción?— recuerda que la biblioteca te puede ayudar.

Hice una lista de libros de autoayuda para comenzar el año nuevo con mucha reflexión. Lo que quiero decir con eso es, con alguna orientación positiva y muy necesaria, sobre cómo dejar lo viejo atrás (o a las cosas que simplemente nos funcionan) y darle bienvenida a lo nuevo.

*salgo a caminar y escuchar otro libro de autoayuda *


It's Easier to Reach the Sun Than It Is Your Heart

I turned twenty-eight during the last week of the year and not only does that come with a new birth year but also a new year. My birthday falls on the 30th of December, so I'm lucky enough to say, "My birthday is next year for only ONE day!" I find this to be a funny enough joke to share, especially when I tell people I am a certain age, and then I get to tell them that next year I turn two years older than what I am now. It makes people either pause or try to correct me (trust me, I don't know why people do this like I don’t know my own age). Funny, right?

Folks like me have a lot to celebrate (or not—depends which way you look at it); the end of the year, a new birth year, and of course a whole new year. If this doesn’t scream reflection, I don't know what else will.

Changing the subject a little bit—well kind of.

You might be wondering why I used this title. Let me be honest, it was playing in the car this morning, and since traffic was flowing smoothly (hopefully, I didn’t just jinx myself for the afternoon), I was able to really pay attention to the lyrics. Don't get me wrong, I love Maná, but when I'm driving through LA traffic at six in the morning, trying to listen to the lyrics of any song is difficult. These lyrics also resonated with me because last year I learned a lot about myself, and realized I needed to continue dedicating more time to my own heart and mind. I don't mean in a lovey-dovey way, well at least not only in that way but in a self-reflecting way.

Because sometimes it really feels like it's easier to get to the sun than to your own heart. Did I mention I can be a bit dramatic?

Anyways, I want to continue learning more about myself and what I like and don’t like, what helps me and what doesn’t, what really makes me happy, as well as what drives me insane and makes me grumpy.

So, if you’re like me and have learned to love reflecting and creating new goals—I mean, do I even have a choice?—the library can help.

I compiled a list of self-help books to start the new year with lots of reflection, and much-needed guidance on how to let go of the old and welcome the new (or the things that don't work).

*goes on a walk and listens to another self-help book*


Lecturas recomendadas


Lozano, César

Te adaptas, te amargas o te vas. Una invitación divertida, fresca, llena de humor y de lecciones de vida para alejarnos de problemas, gente tóxica y relaciones destructivas. Con un estilo único, el doctor César Lozano nos ofrece las herramientas para lograr una vida de armonía, buena salud mental y felicidad.


Bstan-ʼdzin-rgya-mtsho, Dalai Lama XIV


 

 

 

Top